Ámame que tengo prisa


 

Ámame que tengo prisa” habla del amor y el desamor, de las crisis de pareja, de las relaciones en el tiempo, de las nuevas tecnologías… pero sobretodo habla del deseo, del gran misterio que envuelve al deseo…

Vivir en una sociedad de consumo significa convivir con el consumo: éste se manifiesta o está presente en casi todas las actividades que realizamos. Se filtra por cualquier grieta de nuestro día a día, de manera tangible y también invisible. Investigar cómo lo hace en aquellos aspectos que aparentemente no son tangibles es lo que nos apasiona a los componentes de Xucrut Teatre, y después de tantos años, podríamos decir que esta es nuestra especialidad.

Ahora queremos hacerlo a través de las relaciones interpersonales: cómo estas han variado y se modifican en una época en la que el individualismo y la búsqueda de la independencia personal se confrontan con el ideal de relaciones estables y duraderas. La aparición de las nuevas tecnologías, y con ellas otra manera de conocer personas y de relacionarnos.

Inspirados también por conceptos como el amor líquido, la vida líquida, del sociólogo Zygmunt Bauman, que ilustran cómo el modelo de relaciones fuertes pueden ser interpretadas como un peligro para los valores de autonomía personal.

Esta vez la aventura de la creación la hemos compartido con unas invitadas especiales: Fraggle que, a parte de participar como actriz, ha compuesto la música que toca y canta en directo y, por primera vez en Xucrut Teatre, hemos sido dirigidos haciendo realidad otro sueño: ser dirigidos per Montse Bonet.

 

Ver dossier del espectáculo